jueves, 3 de octubre de 2013

Caravana de la Muerte Valdivia - 3 y 4 de octubre.



  El 30 de septiembre, el general Sergio Arellano Stark habló con el general
  Washington Carrasco Fernández, comandante en jefe de la Tercera
  División de Ejército, con asiento en Concepción.
 

 

¿Le comunicó el general Arellano el motivo de su ingreso a su zona jurisdiccional?—preguntó el ministro Guzmán al general Carrasco.

Efectivamente, desde Talca me comunicó telefónicamente que venía en calidad de Delegado de la Junta de Gobierno a controlar la situación y que, según su entender, debía relevarse del mando del regimiento Talca al teniente coronel Efraín Jaña Jirón, porque desde el día siguiente al golpe militar recibía quejas de gente de derecha acerca de "que el comandante Jaña no obraba con firmeza, pues mantenía a muchos integrantes del gobierno anterior en sus puestos". Por eso había nombrado al teniente coronel Juan Von Chrismar Escuti como su delegado, quien había ido a Talca a ver qué pasaba.

El coronel Efraín Jaña Girón, por su parte, recuerda que el general Arellano lo saludó fríamente: "Se limitó, en forma tajante, a preguntarme el número de bajas registradas en mi jurisdicción". De ahí en adelante, la confusión fue en aumento.


El coronel Jaña, experto de Inteligencia Militar, le aseguraba que Talca estaba en calma, que ya se había reunido con campesinos y obreros, que estaba promoviendo la buena relación cívico—militar. Y el general Arellano le hablaba de guerra y del recién descubierto "Plan Zeta" . Resultado: "El general Arellano me comunicó que, en su calidad de Delegado del Comandante en Jefe del Ejército y de la Junta de Gobierno, yo debería entregar el mando para continuar mis servicios en el Estado Mayor del Ejército", recordó el coronel Jaña.


El documento que relevó del mando al coronel Jaña, con carácter de "reservado", es el único que se conservó con la firma del general Sergio Arellano en su calidad de Oficial Delegado. Y el coronel Jaña partió a Santiago, fue arrestado y sometido a un consejo de guerra que presidió el propio general Arellano, ya en calidad de Juez Militar de Santiago y de comandante en jefe de la Segunda División de Ejército. Acusado de "incumplimiento de deberes militares", se condenó al coronel Jaña a tres años de presidio.

La segunda visita del general Arellano y su comitiva se produjo el 3 de octubre de 1973. Y el consejo de guerra —presionado, sin duda, por los telefonazos— ya había condenado a muerte a doce personas. "Firmé el decreto de cumplimiento de las sentencias. Recuerdo que el general Arellano agregó su firma a la mía en el mismo decreto", declaró el general Bravo.

Esa misma noche, el general Arellano y su comitiva asistieron al fusilamiento de uno de los doce condenados: José Gregorio Liendo Vera, 28 años, líder del Movimiento Campesino Revolucionario, conocido como "comandante Pepe".

Al día siguiente fueron fusiladas las otras once víctimas, entre ellos Pedro Barría, quien era discapacitado y sólo podía movilizarse en silla de ruedas . El general Bravo no pudo explicar al juez por qué el fusilamiento de Liendo se adelantó para la noche del 3 de octubre de 1973. Dijo que posiblemente por que el general Arellano quiso estar presente en esa ejecución. Tampoco pudo explicar la razón por la que no se entregaron los cadáveres a las familias. Dijo haber estado convencido —por muchos años—de que los cuerpos habían sido entregados, ya que así lo ordenó. "Con mucha sinceridad debo declarar que estoy arrepentido de no haber extremado los mecanismos de control para verificar que se hubiesen entregado los cadáveres a los deudos, pero sí estoy seguro de haber dado órdenes al respecto", declaró el general Bravo en una corte de Valdivia en 1990

El Juez Guzmán decidió encargar reo a Arellano Stark y al general (r) Héctor Hernán Bravo por secuestro y homicidio calificado de doce personas en la ciudad de Valdivia.

 

Las víctimas de Valdivia son:

 

 
 
  • Pedro Purísimo Barría Ordoñez. 22 años. Estudiante.  Discapacitado, se movilizaba en silla de ruedas.


 
 
  • José René Barrientos Warner. 29 años. Estudiante de Filosofía. Músico de la Orquesta de Cámara de la Universidad Austral.
 
 
 
  • Sergio Jaime Bravo Aguilera.  21 años. Obrero maderero.
 
 
 
  • Santiago Segundo García Morales. 26 años. Obrero maderero.
 
 
 
 
 
  • Luis Enrique del Carmen Guzmán Soto. 21 años. Obrero maderero.
 
 
 
 
  • Fernando Krauss Iturra. 24 años. Estudiante universitario. Secretario Regional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).
 
 
 
 
 
 
  • José Gregorio Liendo Vera. 28 años. Ex‑estudiante de agronomía. Militante del MIR y líder del Movimiento Campesino Revolucionario (MCR) del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, también conocido como "Comandante Pepe".
 
 
 
 
  • Luis Hernán Pezo Jara. 29 años. Obrero maderero.
 
 
  • Víctor Eugenio Rudolf Reyes. 32 años. Obrero maderero.
 
 
 
  • Rudemir Saavedra Bahamondes. Obrero maderero.
 
 
 
 
  • Víctor Segundo Saavedra Muñoz. 19 años. Obrero maderero.
 
 
 
  • Luis Mario Valenzuela Ferrada.  20 años. Obrero maderero. 
 
 
 
_____________________________________________________

 



 

No hay comentarios: