viernes, 5 de diciembre de 2008

El general (R) Odlanier Mena cumplirá pena efectiva

Viernes 5 de diciembre de 2008
Por Andrea Chaparro / La Nación

Por triple homicidio ocurrido en octubre de 1973

Caravana: Suprema condena a seis años a ex jefe de la CNI

El general (R) Odlanier Mena cumplirá pena efectiva por su responsabilidad en la muerte de tres dirigentes socialistas, cuando era coronel y comandante del Regimiento Rancagua de Arica.










El general (R) Odlanier Mena será notificado en los próximos días de la sentencia. Foto: Archivo La Nacion

En fallo dividido, la Segunda Sala de la Corte Suprema condenó a seis años de cárcel al ex jefe de la CNI, general (R) Odlanier Mena Salinas, por su responsabilidad en el crimen de tres dirigentes socialistas ocurrido en octubre de 1973, capítulo conocido como el episodio Arica del caso Caravana de la Muerte.

El triple homicidio de Óscar Ripoll, Julio Valenzuela y Manuel Donoso se produjo cuando el comandante del Regimiento Rancagua de Arica era Mena.

El dictamen también sentenció a la misma pena a René Bravo Llanos y Luis Carrera Bravo, quienes entonces eran suboficiales del regimiento a cargo de Mena.

Sólo el general (R) Sergio Arellano Stark fue absuelto por falta de participación.

Este último fue indagado por el ministro Víctor Montiglio -quien investigó la causa en primera instancia- ya que en la fecha de los crímenes él y su comitiva recorrían Iquique, Pisagua y Arica.

Al cerrar el caso, el magistrado resolvió aplicar la amnistía a todos los involucrados.

En 2007, la Corte de Apelaciones revocó esta resolución y estableció que en esta causa no correspondía aplicar amnistía ni declarar prescritos los hechos, pues se trataba de delitos de lesa humanidad.

El tribunal impuso, en esa oportunidad, una pena de 10 años a los involucrados.

VOTACIÓN DIVIDIDA

Las condenas se dictaron con los votos a favor de los ministro Jaime Rodríguez, Hugo Dolmetsch y Carlos Künsemüller.

Estos últimos dos también estuvieron por conceder la indemnización solicitada por los familiares de las víctimas.

Por su parte, los jueces Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros votaron por absolver a los tres sentenciados, aplicando el principio de la prescripción de la acción penal.

Asimismo, rechazaron -junto con Rodríguez- la reparación económica que demandaban los parientes de los dirigentes socialistas ultimados.

Según el registro del Poder Judicial, esta es la duodécima condena por violaciones de los derechos humanos que se dicta en 2008.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

___________________

Condenados a 6 años por crimen de la Caravana de Muerte en Arica

Suprema condena a 6 años de cárcel a ex director de CNI

Odlanier Mena y otros dos militares fueron sentenciados a igual pena por el episidio Arica del cso Caravana de la Muerte. Sergio Arellano Stark fue absuelto.











Mena fue acusado de tres homicidios
Foto: Alex Moreno, El Mercurio

Jueves 4 de Diciembre de 2008
13:03
El Mercurio Online

SANTIAGO.- La Corte Suprema dictó sentencia definitiva en la investigación por los homicidios de Óscar Ripoll Codoceo, Julio Valenzuela Bastías y Manuel Donoso Doñabeitía, ocurridos el 20 de octubre de 1973, en la ciudad de Arica, en el caso conocido como “Caravana de la Muerte. Episodio Arica”.

En fallo dividido, los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal Nibaldo Segura, Jaime Rodríguez, Rubén Ballesteros, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller, aplicaron las penas de 6 años de cárcel como autor de tres homicidios al ex director de la CNI, Odlanier Mena Salinas; a René Bravo Llanos y Luis Carrera Bravo.

El tribunal absolvió Sergio Arellano Stark por falta de participación.

Los ministros Jaime Rodríguez, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller fueron partidarios de dictar condena, acogiendo el recurso de casación presentado en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago que había establecido penas de 10 años para los tres condenados.

En tanto, los ministros Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros se manifestaron por absolver a los tres condenados, aplicando el principio de la prescripción de la acción penal.

En el aspecto civil se rechazó la demanda en contra del Fisco de Chile con el voto en contra de los ministros Dolmestch y Künsemüller, quienes eran partidarios de conceder el pago.

Esta es la duodécima condena de la Corte Suprema en procesos por derechos humanos en lo que va del año, y la número 40 desde 2005.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

________________

lunes, 17 de noviembre de 2008

CADENA PERPETUA EFECTIVA PARA ARELLANO STARK



La historia de la dictadura militar en Chile, impuesta por la derecha política de nuestro país y el Imperialismo Norteamenricano, con su anticomunismo enmarcado dentro de la guerra fría, que el ejército chileno dice haber adherido, es una historia llena de horrores propios y semejantes a los de las más espeluznantes novelas de terror que podamos hallar en la literatura mundial. No hay acto macabro que se escape de figurar en esta historia…cuellos degollados, dedos cortados, ojos sacados con cucharas, huesos y órganos vitales cortados con corvos, rostros quemados con sopletes, estómagos abiertos de cuello a pelvis, y otros tantos horrores que pueden llenar páginas y páginas de un dramático listado.


A la derecha y a sus líderes políticos, que fueron el cerebro de tantos crímenes de lesa humanidad y crímenes económicos que hasta hoy nos afectan, porque fueron perpetuados y consolidados por un modelo y una constitución hecha a la medida, le interesa por sobre todo imponer la amnesia de lo sucedido, como arma de dominación y sometimiento. Nos hablan de olvidar lo que ya sucedió hace tanto tiempo y nos dicen que es importante caminar hacia el futuro, sin mirar atrás, y en cuanto avanzamos un paso, en nuestra búsqueda y hallazgo de la justicia, a sus líderes militares, los que hicieron el trabajo sucio, se les declara la amnesia clínica o patológica.


Es lo que hoy le sucede a “El Lobo”, general de ejército que con orgullo llevaba ese nombre, el que aludía seguramente a sus características personales y su forma de actuar antes y después del golpe de estado; general de ejército que fue al mando de la comitiva de la caravana de la muerte, en ese vuelo del Puma, que realizaron a lo largo de Chile, dejando a su paso tantos inocentes asesinados, en ese juego de guerra que él, junto a Pinochet y al Mamo Contreras elaboraron, con astucia y con inteligencia de lobo, pero, de un lobo asesino.

Sergio Arellano Stark hoy está aquejado de un nivel serio de Alzheimer, lo que le produce desubicación en tiempo y espacio, importante pérdida de memoria, y relaciona situaciones de la vida común con dificultad. Un severo deterioro mental y clínico que arrojan los resultados de los exámenes practicados por peritos del Servicio Médico Legal (SML) en el Hospital Militar al ex jefe de la Caravana de la Muerte.


Que lamentable y extraño es que él sufra de alzheimer, porque incluso se liberará del castigo que nos impone la propia memoria cuando se cometen crímenes, y extraño, porque es uno de esos criminales que fueron premiados por la dictadura y los sectores políticos que están detrás de ellos, con ascensos en sus carreras militares y reconocimientos sociales y políticos por tan excelente cumplimiento de órdenes y misiones. Teniendo por todos estos años pasados unas vidas seguras de bienestares físicos y económicos.


Nosotros, los familiares de las víctimas, también estamos viejos y enfermos. Y empobrecidos, porque jamás recuperamos el rumbo de nuestras vidas después de la pérdida horripilante de nuestros hermanos, padres, hijos, cónyuges, nietos, tíos, primos o sobrinos; pero, no hemos perdido la memoria, ni la entereza para seguir adelante en nuestra lucha de búsqueda de la verdad, justicia y castigo para los culpables, para que nunca más en Chile el ejército sea tomado por una pandilla de criminales que dejaron nuestra tierra bañada en sangre y nuestro Estado saqueado.


Nosotros, los familiares de las víctimas de la Caravana de la Muerte, exigimos que este y todos los asesinos que conformaron esta macabra comitiva sean condenados a cadena perpetua efectiva, y si dicen haber perdido la memoria, situación personal que no interfiere en la memoria colectiva ni en el deber de un Estado, que es privar de libertad a quienes constituyen un "peligro para la seguridad de la sociedad", que cumplan sus penas en un recinto público destinado a enfermos siquiátricos.


Para que el Nunca Más no sea solo una frase, debemos castigar a los culpables de tanta barbarie, dejando un precedente histórico y judicial que nos permita ser verdaderamente un Estado de Derecho.


Angélica Palleras N.
Hermana de
Adolfo Palleras N.












Ejecutado en tortura
Caravana de la Muerte - Copiapó



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
_______________________

lunes, 13 de octubre de 2008

La Masacre de la Caravana de la Muerte en Copiapó - Región de Atacama


Angélica Palleras Norambuena


El 17 de octubre se conmemora la masacre de Copiapó. Fecha en que todos los años recordamos lo sucedido y nos reunimos para insistir en la petición de verdad, justicia y castigo a los culpables, para que nunca más vuelva ha suceder algo tan horroroso.


La mañana del 18 de octubre de 1973 llegó con una explosión que estremeció al pueblo minero de Copiapó; el aire temblaba y con una sordera angustiosa se leía en la portada del diario local que había llegado la muerte; los nombres de los ejecutados retumbaban en la incredulidad, sin saber que en esa nueva madrugada habían sido asesinados otros tres presos políticos más, traídos desde el Mineral de El Salvador.


Todos sabían que un helicóptero había venido de Santiago, y todos supieron al leer el diario, que la fuga frustrada de reos era un montaje. Y que habíamos perdido a nuestros compañeros, amigos y familiares; masacrados vilmente a manos de quienes se ocultaban en una absurda mentira.


Copiapó conocía a todos los ejecutados, eran parte de sus vidas, sus luchas, anhelos y resistencia por defender lo conquistado.


Fue entonces, cuando este pueblo minero con tradición de lucha, recuperó y conservó la memoria de los hechos, paso a paso y boca en boca se reconstituyó el crimen y se reconstruyó la historia, que perduró en la memoria colectiva hasta hallarlos en la fosa clandestina donde fueron ocultados, comprobando que no fueron fusilados en la Cuesta Cardones, que habían sido mutilados en una horrorosa carnicería y que a los ejecutados de El Salvador los habían escondido en otro lugar..


A 35 años del crimen y a 18 años del hallazgo de la fosa clandestina:


VERDAD Y JUSTICIA

PARA LAS VÍCTIMAS DE LA

CARAVANA DE LA MUERTE EN COPIAPÓ



Adolfo Palleras Norambuena




















26 años. Comerciante. Presidente de la Junta de Vecinos del Campamento de Pobladores Arnoldo Ríos. Dirigente Regional del Movimiento de Pobladores Revolucionarios, MPR. Militante y Vocero del MIR en Copiapó. Fue llamado por bando militar y detenido en la clandestinidad, llevado al Regimiento donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Agapito Carvajal González






















32 años. Funcionario Público. Militante del Partido Socialista. Fue detenido en su domicilio y llevado al regimiento de Copiapó, donde estuvo recluido hasta la llegada de Arellano Stark y su comitiva. Fue masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestinael 27 de julio de 1990.


Alfonso Gamboa Farías






















35 años. Profesor de la Escuela Normal de Copiapó y Director de Radio Atacama. Militante del Partido Socialista. Al presentarse ante carabineros por ser requerido en bando militar, fue detenido y llevado al regimiento, donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Atilio Ugarte Gutiérrez






















25 años. Técnico en Construcciones Metálicas y estudiante de Ingeniería en Minas en la Universidad Técnica del Estado de Copiapó. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR. Fue detenido en su casa y llevado al Regimiento, luego a la cárcel local donde fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en lamadrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.


Benito Tapia Tapia






















32 años. Empleado de COBRESAL, actual División Salvador de CODELCO. Dirigente Nacional de los Trabajadores del Cobre y miembro del Comité Central de las Juventudes Socialistas. Fue secuestrado el 17 de octubre por miembros de la caravana de la muerte y llevado al Regimiento de Copiapó donde fue torturado y ejecutado en la madrugada del 18 de octubre de 1973. Su cuerpo no fue entregado a sus familiares, por lo que se encuentrahasta hoy desaparecido, en situación de secuestro permanente.



Edwin Mancilla Hess






















21 años. Estudiante de Pedagogía y Presidente del Centro de Alumnos de la Escuela Normal de Copiapó. Secretario Regional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR. Fue llamado por bando militar y detenido en la clandestinidad, llevado al Regimiento donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Fernando Carvajal González






















30 años. Empleado particular. Militante del Partido Socialista. Fue detenido en su domicilio y llevado al Regimiento de Copiapó donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Jaime Sierra Castillo






















27 años. Locutor y Comunicador Social de la Radio Atacama. Militante del Partido Socialista. Fue detenido el 20 de septiembre en su domicilio y llevado al Cuartel de Investigaciones, luego al Regimiento de Copiapó, donde estuvo recluido hasta la llegada de Arellano Stark y su comitiva. Fue masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Leonello Vincenti Cartagena






















33 años. Profesor de Física en la UTE de Copiapó. Secretario Regional del Partido Socialista. Fue detenido por militares y llevado al Regimiento donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Leopoldo Larravide López






















21 años. Estudiante de Ingeniería en Minas y Presidente de la Federación de Estudiantes de la UTE, sede Copiapó. Dirigente del Movimiento de Universitarios Revolucionarios MUI y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR. Fue detenido el 12 de septiembre al interior de la Universidad, llevado al Regimiento donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Maguindo Castillo Andrade






















40 años. Empleado de COBRESAL, Campamento Minero El Salvador. Militante del Partido Socialista. Fue secuestrado el 17 de octubre por miembros de la caravana de la muerte y llevado al Regimiento de Copiapó donde fue torturado y ejecutado en la madrugada del 18 de octubre de 1973. Su cuerpo no fue entregado a sus familiares ni hallado en la fosa clandestina, por lo que se encuentra hasta hoy desaparecido, en situación de secuestro permanente.



Manuel Cortázar Hernández























20 años. Estudiante secundario y Presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Hombres “José Antonio Carvajal”. Dirigente del Frente de Estudiantes Revolucionarios FER y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR. Fue llamado por bando y estando en clandestinidad decidió entregarse. Fue llevado al Regimiento donde fue torturado y luego trasladado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.


Pedro Pérez Flores






















29 años. Ingeniero en Minas y Profesor de la Escuela de Minas UTE de Copiapó. Interventor de la Planta Minera Elisa de Bordo. Militante y Dirigente del Partido Socialista. Fue detenido el 25 de septiembre en su domicilio por investigaciones y llevado a la cárcel local. Desde allí fue secuestrado y masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de

1990.




Raúl Guardia Olivares

23 años. Funcionario Público. Militante del Partido Socialista. Fue detenido y llevado al regimiento de Copiapó, donde estuvo recluido hasta la llegada de Arellano Stark y su comitiva. Fue masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.



Ricardo García Posada






















43 años. Ingeniero Civil y Economista. Gerente General del Mineral de El Salvador. Militante del Partido Comunista. Se presentó a las autoridades, siendo trasladado a la cárcel de Copiapó. Desde allí fue secuestrado por miembros de la caravana de la muerte y llevado al Regimiento de Copiapó donde fue torturado y ejecutado en la madrugada del 18 de octubre de 1973. Su cuerpo no fue entregado a sus familiares, por lo que se encuentra hasta hoy desaparecido, en situación de secuestro permanente.


Winston Cabello Bravo




















28 años. Ingeniero Comercial. Jefe de la Oficina Regional de Planificación ODEPLAN. Militante del Partido Socialista. Fue detenido el 12 de septiembre en la Intendencia y llevado al Regimiento de Copiapó, donde estuvo recluido hasta la llegada de Arellano Stark y su comitiva. Fue masacrado por la Caravana de la Muerte en la madrugada del 17 de octubre de 1973. Su cuerpo mutilado con corvos y cuchillos fue hallado en una fosa común clandestina el 27 de julio de 1990.







==============================

=================


=========



.........................................................................