lunes, 6 de octubre de 2008

General Fuente Alba, inculpado en los crímenes de Calama

Diligencia estuvo a cargo del ministro Víctor Montiglio en el episodio Calama

Jueves 2 de octubre de 2008

Por Jorge Escalante / La Nación






El general José Miguel Fuente-Alba Poblete, es la cuarta antigüedad del Ejército.

General Fuente-Alba careado en Caravana de la Muerte

Contradictores de la cuarta antigüedad del Ejército afirman que estuvo presente en la ciudad cuando se asesinó a 26 prisioneros en octubre de 1973. Fuente-Alba, quien está en calidad de “inculpado”, dice que estaba ausente.

A diversos careos fue sometido por el ministro Víctor Montiglio el general de división y comandante de Institutos y Doctrinas del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba Poblete.

El magistrado confrontó al oficial general, quien está en calidad de inculpado en el juicio, con los militares (R) que lo contradicen respecto de su no permanencia en Calama el 19 de octubre de 1973.

Ese día la Caravana de la Muerte asesinó a 26 prisioneros en el sector Topater del desierto de Atacama.

Las diligencias cumplidas con premura por el juez fueron solicitadas a comienzos de septiembre pasado por los abogados querellantes Hiram Villagra y Hugo Gutiérrez.

Fuentes de tribunales informaron a La Nación que el general mantuvo sus dichos y quienes se carearon con él también, con lo que la situación de Fuente-Alba continúa siendo riesgosa tanto judicialmente como en cuanto a su permanencia en el alto mando.

SUCESOR DE IZURIETA

Fuente-Alba es la cuarta antigüedad en el cuerpo de generales y uno de los candidatos a suceder en marzo de 2010 al actual comandante en jefe general Oscar Izurieta.

El general debía ser careado con el ex segundo hombre de la DINA, brigadier Pedro Espinoza Bravo, quien integró el escuadrón de la muerte al mando del general Sergio Arellano y quien afirmó judicialmente en su momento que Fuentealba estuvo presente en el lugar del crimen masivo, siendo un subteniente del regimiento Calama.

La confrontación judicial también debía efectuarse con el teniente (R) Patricio Lapostol Amo, quien en 1973 era el compañero de pieza del actual general.

Lapostol afirma que Fuente-Alba no estaba en Chuquicamata ese día como él se excusa, sino en el cuartel de Calama por lo que fue testigo presencial de un altercado que él sostuvo con el otro integrante del pelotón de Arellano, mayor Marcelo Moren Brito.

Igualmente Fuente-Alba debía ser careado con el suboficial (R) Leopoldo Pérez Paredes, quien es otro de los que expresa en el proceso que el actual general se encontraba en el sitio del crimen la tarde en que los 26 detenidos fueron exterminados.

Hasta ahora, el ministro Montiglio no resuelve la situación procesal del general Fuente-Alba, situación que podría aún prolongarse por un tiempo hasta que el magistrado reinvestigue el episodio Calama de caravana, al menos en cuanto a quiénes fueron los oficiales y personal de tropa que custodiaron el perímetro dentro del cual se eliminó a los prisioneros.

SIN AVAL

Los abogados querellantes sostienen que existen antecedentes que indicarían que efectivamente Fuente-Alba se encontraba aquel día presente en el lugar de los hechos, no se sabe bien aún cumpliendo qué función.

Hasta ahora el general no tiene quien avale sus dichos exculpatorios en la investigación judicial.

Otro punto que Fuente-Alba debe aclarar al juez es por qué afirma que nunca tuvo conocimiento del crimen de la Caravana de la Muerte en Calama, cuando casi toda la ciudad se enteró de lo ocurrido en las horas siguientes por lo dramático de los sucesos.

En la institución existe preocupación respecto de este nuevo episodio que se agrega al del general Gonzalo Santelices, quien debió abandonar las filas del Ejército en febrero pasado también por su participación en los crímenes del escuadrón de Arellano, pero esta vez en la masacre de 14 detenidos en Antofagasta la noche anterior a Calama. Fuentes de tribunales sostienen que Santelices será procesado por el juez.



==================

=========

No hay comentarios: